¡Ya están instalados todos nuestros voluntarios 2019!

Chile

El trabajo de América Solidaria siempre se ha conocido y caracterizado por ser colaborativo y mover muchas voluntades dentro del continente. Este 2019 no es una excepción, y las instalaciones de los voluntarios en los países en que trabajamos, como Guatemala, Bolivia, Paraguay, El Salvador y Chile, ya están andando.

Desde Chile partieron nueve voluntarios profesionales para aportar en la vida de los niños y niñas de América Latina y el Caribe. De los otros países, en cambio, llegaron cinco argentinos, tres nicaragüenses, cuatro mexicanos, dos españoles, un boliviano, tres uruguayos, tres venezolanos y los voluntarios colombianos, que suman 23.

Todos los voluntarios, con distintas profesiones y nacionalidades, están distribuidos en los distintos proyectos que gestionamos en cada país. Este año pudimos llegar a Bolivia con cuatro proyectos enfocados en Inclusión y Discapacidad, además de la causa Acceso de Educación de Calidad; en Paraguay, un país donde llegamos por primera vez, trabajaremos en torno a nuestra causa de Promoción y Protección de los Derechos de la Infancia, en conjunto con Fútbol Más y, en Guatemala seguiremos con dos proyectos de la causa Hambre cero y Nutrición.

Pilar Sánchez, enfermera chilena, es una de las voluntarias que llegó a Guatemala para trabajar en la comunidad de Canaque. Dice: “Estamos muy contentas de tomar este desafío de un proyecto tan lindo y queremos que esto sea sostenible para esta comunidad”.

También en Chile se han mantenido proyectos, llegando a 13 a lo largo de Chile. Algunas de las organizaciones con las que trabajamos es Edudown, El Trampolín, Coanil, Aspaut, entre otros. En estos, nuestros voluntarios extranjeros llegan a potenciar todos los proyectos intentando hacer un cambio para la inclusión, nutrición, educación y la protección de la infancia de nuestro país.

“Para nosotros la colaboración entre los países no tiene límites. Todos necesitamos colaboración y apoyo. Por eso, tener voluntarios de todos los países es clave en el día a día”, asegura Tomás Reyes, director ejecutivo de América Solidaria.

Estefanía Cardona es colombiana y fonoaudióloga voluntaria  de Aspaut Viña del Mar, quienes apoyan a niños en el espectro del autismo. “Esto me ha llevado a cuestionarme diversas formas que ayuden a dar solución, y aquí me doy cuenta que estoy acá por alguna razón”, dice.

Katherine Cancino, directora de Sociedad Intercultural en América Solidaria, afirmó  “que un voluntario salga de su país, zona de confort, es muy importante porque fortalecemos los lazos de solidaridad que trasciende fronteras ampliando nuestra mirada continental”.

Las distintas intervenciones que existen en Chile y en el continente, y que son de la mano de organizaciones sociales insertas en la comunidad, son la base de nuestro trabajo. Sólo colaborando podemos construir una América donde niños, niñas y adolescentes puedan tener una vida justa y sin vulneraciones.