Renaciendo entre las montañas de Canaque

Chile
Katherinne Moya es una de las voluntarias que participa actualmente en el proyecto “Frutos de mi tierra”, que tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de los niños y niñas de Canaque, Guatemala. En su viaje, pudo conocer en primera persona a los niños y niñas de un pueblo en donde la malnutrición, pobreza y exclusión se viven día a día. Te invitamos a leer el testimonio de lo que está viviendo hoy en Guatemala.

Notas de campo en la hora de la refa

 

La nube, la lejanía, el empedrado

los tamales, los cariños, los abrazos

la tierra, la milpa, las hierbas, la desnutrición

las miradas, los pedidos, los casorios, los abortos

la escuela, los niños, sus risas los niños con sus hermanitos encima.

La religión, las faldas, la prohibición de la educación

el empedrado, el silencio, la guerrilla, el miedo a la organización

las gallinas, las estafas, de a poco se va gestando la rabia

el piso de tierra, las rejas, los atoles

el amor a través de los fogones.

La altura, la lejanía , la pena, la rabia, la desesperación

¿Cuál es el camino para que empiece la acción?

Pensar en Canaque es morir de confusión

es renacer de la tristeza y salir de la admiración

es dejar de ser yo, para ser con ellos, para sentir con ellos.

Trabajar de la mano para salir también de mis propias vulnerabilidades

porque el viaje te desarma, te desnuda y a mi me ha quitado todas mis estructuras.

Aprendí  que ya no quiero cambiar el mundo

quiero cambiar yo para que cambiemos juntos