Declaración Pública Benito Baranda

Chile

Con respecto al video difundido, que actualmente circula por redes sociales y donde aparece mi rostro en un contexto de llamado a perdonar a condenados por violaciones a los Derechos Humanos, debo aclarar:

1.Con fecha de 31 de agosto de 2016, me invitaron a ser parte de una campaña que buscaba “generar conciencia para lograr beneficios para los presos mayores de 75 años que están en las cárceles de Chile con enfermedades terminales y para que puedan ir a terminar sus vidas a sus hogares con sus familias”.

2. Mi respuesta frente a eso fue que participaría en la medida que el mensaje estuviera concentrado en las personas mayores de 75 años con enfermedades terminales, que hayan cumplido un largo período de condena en cárceles y que, en su condición de desahuciado, pudiera morir junto a su familia. Lo anterior resulta un buen camino a explorar, teniendo presente la situación que viven adultos mayores con enfermedades de alta complejidad, que han cumplido en gran parte su período de condena, pero respecto de personas condenadas por casos de violaciones a los derechos humanos, el contexto requiere de una mirada aún más profunda.

3. Existe plena conciencia en cuanto a que tenemos una deuda histórica por hacer Justicia en materias de derechos humanos, sin distinción de color político, debiendo respetarse los conductos establecidos por la ley.

4. Asimismo, no podemos eludir ni desconocer la situación humanitaria a la que nos enfrentamos en los casos más extremos de salud y donde la potestad recae en la figura presidencial.

5. Tomar una decisión de esta magnitud requiere tener a la vista todos los antecedentes judiciales y consideraciones éticas, lo que nos da una oportunidad para formar una instancia, donde se expresen las visiones de la sociedad, de forma transparente y democrática, lo que ciertamente contribuirá a tomar decisiones más justas y representativas del sentir de nuestra sociedad.

6. Pese a mi respuesta, veo que aparezco impulsando un llamado a perdonar a personas condenadas por violaciones a los derechos humanos. No apoyo esta campaña y me siento engañado y usada mi imagen para fines que no comparto.

7. He dedicado mi vida a trabajar junto a las personas más excluidas del continente, cuyos derechos humanos se ven diariamente vulnerados y nunca me he negado a dar a conocer mi postura y ponerme al servicio y defensa de materias y causas que contribuyan a derribar la exclusión y avanzar en mayor justicia social, que son los dolores de nuestra sociedad, pero debo aclarar que no apoyo esta campaña bajo los términos en que se está difundiendo.

Benito Baranda Ferrán
Presidente
América Solidaria Internacional