1998

Durante el Encuentro Continental de Jóvenes en Chile, se organizó una gran colecta para ir en ayuda del país más necesitado del continente: allí nace el compromiso con Haití.

2000

Los fondos recaudados son utilizados para la construcción de una casa para jóvenes en Haití. Gracias a la amistad surgida en este proyecto, nace la idea de mantener esta cooperación mediante la Fundación América Solidaria.

2002

Llega a Haití el primer equipo de profesionales voluntarios para trabajar en Puerto Príncipe. Mientras en Chile se constituye la Fundación América Solidaria Chile.

2003

Logramos una importante alianza con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile que nos permite ampliar nuestro ámbito de trabajo en el continente.

2004

La Agencia de Cooperación Internacional de Chile, decide sumarse a nuestra causa y permite aumentar el número de profesionales voluntarios en las zonas de pobreza extrema del continente.

Arribamos a nuestro segundo país: República Dominicana, concentrando nuestros proyectos en la región sur de la isla.

2005

Creamos La Noche de América, nuestro evento comunicacional anual que busca, a través de una noche llena de sentido, dar a conocer nuestra causa y sumar fuerzas.

Comenzamos a cooperar en Argentina con comunidades campesinas e indígenas de El Chaco.

Se inicia en Haití, el proyecto de construcción de casas “Bati Kay: vivienda y comunidad”, en la localidad de Vaudreuil, contiguo a Cité Soleil. Este proyecto fue posible gracias a los recursos otorgados por SELAVIP (Servicio Latinoamericano, Africano y Asiático de Vivienda Popular).

LAN comparte nuestra causa y firmamos una alianza que permite el traslado de todos los profesionales voluntarios y ejecutivos a las zonas de trabajo.

2006

Se integra a nuestra causa la primera profesional voluntaria no chilena proveniente de Bolivia.

Llegamos a Nicaragua con profesionales voluntarios/as que se instalan para cooperar en proyectos sociales en Managua y San Rafael del Sur.

Movistar comienza a colaborar con nuestra causa.

Llegamos a Bogotá, Colombia para involucrarnos en el problema de los niños que trabajan en el país.

Llegan los primeros profesionales voluntarios/as a colaborar en Potosí, Bolivia. Un nuevo país que se suma al sueño de globalizar la solidaridad.

Nuestros profesionales voluntarios/as llegan por primera vez a Perú para cooperar en Lamas, en la amazonía peruana.

2007

Quito y Guayaquil reciben a los primeros profesionales voluntarios/as en Ecuador, concretando un anhelo que se extendía desde hace mucho tiempo.

2008

Nacen los Centros de Pequeña Infancia (CPEs) en Aken, Haití; proyecto participativo con el Gobierno de Chile que ha contribuido en la formación de más de 500 niñas y niños haitianos y dominicanos.

2009

Se inicia la cooperación de América a Chile y llegan profesionales voluntarios/as a cooperar con las comunidades de Vallenar y Alto del Carmen.

Se funda América Solidaria Colombia, dando inicio a nuestra internacionalización.

Al cierre de este año hemos puesto en marcha 180 proyectos con casi de 200 voluntarios/as provenientes de toda América, beneficiando a más de 20.000 personas.

2010

Abrimos nuestra oficina en Haití con un equipo ejecutivo que acompaña y coordina los proyectos que desarrollamos en ese país y en República Dominicana.

Se suma a nuestra causa Fundación Colunga, lo que permite ampliar nuestro impacto en el continente.

El terremoto en Haití nos obliga a reaccionar. Lanzamos “Haití: Tierra de Esperanza”, un programa de trabajo a largo plazo que incluye las etapas de emergencia humanitaria, la acción de operativos de voluntarios médicos y el fortalecimiento y aumento de nuestros proyectos de intervención.

En Chile, nos sacude un terremoto y nosotros nos movemos. Coordinamos nuestra cooperación con otras ONG’s para entregar ayuda humanitaria e iniciamos proyectos en las zonas y comunidades más afectadas.

2011

Gracias a la creación del fondo Salud Continental podemos sustentar nuestras líneas de trabajo en Haití como el proyecto para la lucha contra el Cólera en Puerto Príncipe. Este trabajo se suma a los proyectos de gestión directa de América Solidaria.

2012

Estados Unidos nos recibe y fundamos América Solidaria U.S. para iniciar la cooperación desde y hacia ese país y Norteamérica.

La Fundación Ena Craig de Luksic se nos une para erradicar la pobreza en el continente.

Nuestra planificación estratégica cuatrianual nos lleva a replantear nuestros caminos de acción. Definimos tres ejes esenciales: salud, educación y desarrollo productivo, y foco en niños, niñas y jóvenes.

Lanzamos en Haití el proyecto “Reconstruyendo Educación” en alianza con la Agencia de Cooperación Internacional de Chile, la empresa Komatsu Cummins y la participación de empresas, familias y colegios.

Cumplimos 10 años trabajando para mejorar la calidad de vida de quienes más lo necesitan en nuestro continente y seguiremos hasta que no exista más pobreza en él.

2013

Llegamos a Guatemala y comenzamos a fomentar la soberanía alimentaria en la zona de Uspantan, mediante un proyecto de huertas familiares.

Se concreta otro de nuestros proyectos emblemáticos: la construcción de un dispensario que llevó soluciones médicas a la aislada comunidad de Cadette Bainet, Haití.

Falabella, a través sus marcas CMR, Viajes, Seguros y Banco Falabella, comienza a colaborar con nosotros.

Al cierre del 2013, hemos desarrollado proyectos que han impactado a más de 30.000 personas que viven en situación de pobreza. Esto gracias al trabajo de más de 400 profesionales voluntarios/as y cerca de 100 organizaciones locales.

2014

Se suma nuestra primera voluntaria del Uruguay para trabajar en Guayaquil, Ecuador y nuestra primera voluntaria de Estados Unidos que llega a Puerto Príncipe, en Haití.

A la fecha, son más de 6500 los socios que comparten el sueño de una América más solidaria y justa para todos. Su compromiso y aporte mensual son fundamentales para erradicar la pobreza de nuestro continente.

Hoy